EL MUNDO

reto del destino común de la humanidad

Agosto, 17 del 2023.-Los pronósticos maltusianos se cumplen de forma rigurosa en casi todo el orbe. Muy especialmente en África, donde cada año mueren de hambre más de dos millones de personas. Lo que podríamos denominar como “asesinatos selectivos”, si tomamos en consideración que el planeta produce alimentos para 12 mil millones de personas. El doble de la población actual.

En la República Democrática del Congo se libra, desde 1997, la guerra del coltán, que lleva más de tres millones de muertos. Diariamente muere un promedio de dos mil niños y campesinos. El coltán es la materia prima imprescindible para teléfonos móviles (el 60% se utiliza en estos aparatos). Se usa además para misiles balísticos, industrias de aparatos electrónicos, centrales atómicas y espaciales, videojuegos. Además, aparatos de diagnóstico médico no invasivos, trenes sin ruedas (magnéticos), fibra óptica, etc…

Las grandes empresas financian a las distintas fuerzas militares. Utilizan como excusas las rivalidades étnicas para mantener una pugna sangrienta por el control de las minas que se disputan nacionales del Congo, Ruanda y Uganda.

La extinción física del tirano Mobutu Sese Seko no fue suficiente para disminuir el sufrimiento de la antigua colonia belga. Un informe del IPIS (Servicio de Información para la Paz Internacional, independiente) demuestra que las sociedades europeas y norteamericanas que comercian con el coltán contribuyen a la financiación de la guerra.

Enfermedades exterminan a Africa

Jomo Kenyatta, considerado el padre de la patria de Kenia, expresó una frase que conjuga una trágica experiencia: “En la antigüedad el hombre africano vivía feliz y teníamos la tierra. Luego vino el hombre blanco con su Biblia. Y nos hizo soñar cerrando los ojos. Cuando los abrimos, el hombre blanco tenía la tierra. Nosotros la Biblia”.

Una lección que podrían aprender los dirigentes mundiales, preocupados por el destino de la humanidad, es la que enseñara Don Quijote de la Mancha, a su escudero, Sancho Panza, cuando iba a gobernar la ínsula Barataria: Para ganar la voluntad del pueblo que gobiernas, entre otras, has de hacer dos cosas. Una, ser bien criado con todos, aunque esto ya otra vez te lo he dicho. Y otra, procurar la abundancia de los mantenimientos; que no hay cosa que más fatigue el corazón de los pobres que el hambre y la carestía”.

Cervantes, como un conocedor de la filosofía de aquel que ha perdido las esperanzas de vivir dignamente, asumía el proverbio que dice: “Quien nada tiene, perder no puede, como no sea la vida, y ésta la da por perdida”.

Es urgente e imprescindible asumir los problemas de la humanidad con una visión crítica. Yuna conciencia de que el destino final para todos será común.

Para conocer más contenido de geopolitica en CDN haga clip aquí

Por: Iván Gatón, profesor

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba botón

Notice: ob_end_flush(): Failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/acronoticias/public_html/wp-includes/functions.php on line 5420