EL MUNDO

La supervivencia infantil es una lección de la Amazonía para la humanidad

Más que un milagro, fue fruto de la sabiduría y de una antigua relación con el bosque. Así explicó a RFI Alex Rufino, experto en el grupo etnográfico indígena Ticuna y cuidado del bosque, que los niños indígenas fueron rescatados sanos y salvos después de pasar 40 días solos en las entrañas de la Amazonía.

A partir de su experiencia como indígena Tikuna en muchas comunidades del departamento de Amazonas, Alex Rufino, profesor de la Amazonía de la Universidad Nacional de Colombia, explicó a Radio Francia Internacional que los niños tenían conocimientos que aprendían de sus padres. , abuelos y todo lo que han observado en sus cortas pero preciosas experiencias de vida.

“Aquí aprendemos de la observación y la práctica en cada lugar que vamos, el Chagra, el bosque mismo, el río. Todas estas actividades reúnen los elementos necesarios para poder vivir en el bosque. Y, por supuesto, desde pequeños, también se nos dan algunas herramientas desde lo espiritual.

Lea: ¿Cómo sobrevivieron 40 días 4 niños desaparecidos en la Amazonía colombiana?

RFI: A través de un prisma foráneo y desde fuera de la Amazonía, se sintió que durante estos 40 días los niños estuvieron bajo múltiples amenazas que podrían formar estereotipos selváticos que los que no vivimos allí. ¿Te gusta pensar que los niños estaban indefensos pero protegidos por el bosque??

Sí, lo hace. Creo que de alguna manera también sintieron esa compañía. Y también sintieron a la madre. Quizás él, desde el Espíritu, les ordenó proceder. El hombre no puede quedarse quieto en el bosque. Los seres humanos se mueven instintivamente en busca de alimento y no se dejan llevar por el miedo o los pensamientos temerosos. En definitiva, todo lo que existe tiene un elemento que te sirve, te fortalece y te ayuda espiritualmente, pero también mentalmente, con la idea de que no te vas a morir, pero vas a encontrar las herramientas y las tienes. Para cuidar tu cuerpo.. y para cuidar el cuerpo sabes de las plantas, la corteza, las hojas, el mismo camino, las huellas que dejan los animales. Toda esta acumulación de conocimiento les ayuda en última instancia a avanzar y tomar decisiones. Significa la hermana mayor que tiene el deber de proteger a sus hermanos. Y cada decisión que tomes es importante para que puedan resistir estos días.

RFI: La hermana mayor tiene solo 13 años. A esa edad, ¿tienes suficiente conocimiento y conexión con la selva para saber qué agua no debes beber o cómo beberla, qué comida debes comer y qué comida no debes comer porque te puede hacer daño?

Hay una conexión entre nosotros. Desde el vientre de la madre aprendemos qué está comiendo la madre, en qué momento, dónde está. 13 años es una edad suficiente donde el niño ya es capaz de caminar en el bosque, ir a recoger frutas, recoger lo que necesita, porque solo necesitamos tomar lo que necesitamos. A veces, los niños pueden estar en silencio, pero están aprendiendo todo muy rápido. Así que este socio de los padres es muy importante.

RFI: ¿Cómo sabe un niño qué agua beber o cómo purificar el agua si no está seguro de que no contiene ninguna contaminación que pueda dañarlo?

Aprendemos a distinguir los colores del agua. Por ejemplo, el agua de los pantanos donde es salada no se puede beber porque contiene varias sustancias que dañan el cuerpo y esto se enseña cuando caminas en nuestra área forestal. También se instruye al niño para que recoja ciertas hojas o ciertas sustancias que purifican las plantas exudando agua. También hay arroyos que contienen arena o menos hojas en estado de descomposición. Debido a que esta es una zona que recibe mucha lluvia, las hojas también almacenan cierta agua que se puede beber, y hay hojas grandes que sirven para almacenar agua completamente fresca. Esto es lo que quieres cuando estás perdido o en el camino equivocado.

RFI: Los rescatistas dicen que los niños llevaban una pequeña botella para verter agua. Es decir, el agua no siempre se está consumiendo, ni en grandes cantidades, y sin embargo se sostiene.

Lo que pasa es que si tomas mucha agua también te puede afectar el cuerpo porque andaban mucho y tenían que medir cuánto caminaban durante el día. Y también depende de lo lejos que sigas a los animales o de las huellas que sigas de antemano y qué huellas sigas o adónde no puedas ir porque los animales huelen, huelen a serpientes peligrosas.

RFI: Así que no puedes dejar mucho rastro físico de nuestros olores, porque obviamente el depredador lo va a oler. Pero también parece que los animales son aliados para la orientación alimentaria, ¿no?

Sí, obviamente animales y sobre todo cuando hay monos como los monos ardilla en la región, o sea, los monos tienen una alimentación un poco más cercana a la nuestra, incluso los roedores de esa parte amazónica del país. Se trata de seguir sus pasos porque, eventualmente, esos pasos te llevan a un árbol con fruta que puedes recolectar, trepar y comer. Y los animales grandes no se convierten en un peligro porque, si bien es cierto que desde fuera se les ve como los más peligrosos y pueden atacar, en nuestros pensamientos y nuestros sentimientos, son los que más protegen a sus hijos.

RFI: Esto significa que un animal grande, más que una amenaza, es un protector.

Es una protección contra todos los demás riesgos y otros riesgos pueden ser la misma persona buscándote. Por eso, en este tipo de búsqueda, cuando los indígenas tienen conocimientos ancestrales y milenarios, siempre se recomienda un acompañante espiritual de una persona que conozca el lugar. El proceso también requiere curación puntual. No puedes simplemente entrar y decir: "Vamos a entrar en esta jungla". Antes de eso tiene que haber un diálogo, un contrato con esta alma, con estas madres que están ahí, que se ven o no, puede ser un árbol, puede ser un río mismo, pueden ser animales. Creo que esa combinación de sabiduría institucional y sabiduría de los padres hizo posible el encuentro, aunque no tan rápido, y que los niños resistieran y se quedaran ahí.

RFI: En otras palabras, fue un éxito que el ejército realizara la búsqueda junto con los líderes tribales o ancianos que estaban al frente de la búsqueda.

Fue un apoyo bastante importante. Creo que hay una lección aquí y es que no debemos ignorar el conocimiento y tener siempre ese apego en cualquier trabajo porque, en última instancia, hay una conexión fuerte. Nosotros, que venimos del bosque, también estamos en un lugar extraño para nosotros, incluso cuando estamos en el bosque, y por eso tenemos que pedir un permiso, hablar con un "anciano" para que nos guíe y nos proteja. El cuerpo hay que protegerlo, se dice que está curado, se dice que está aquí y eso es lo que se hace en esta operación. Los cadáveres del personal del ejército han sido curados. Desde diferentes partes de la Amazonía, incluso del país, estas fuerzas fueron enviadas a trabajar juntas. Realmente me impactó que uno de los muchachos que participó en la operación habló sobre los abrazos que se dieron al final cuando encontraron a los niños. Creo que de eso se trata: de la selva misma que explora y abraza a los niños.

RFI: Dicen los rescatistas que en un momento en que su búsqueda se vio ensombrecida, decidieron recurrir a Yaga. Y en la segunda ocasión con yagé funciona. ¿Cómo es?

Bueno, funciona porque tiene que haber un diálogo. Y Yaghe lo que hace es permitir un recorrido y un diálogo con estas personas que están ahí, osea los dueños del lugar, para que los niños estén bien. Tal vez, pidieron a esos espíritus que les dieran agua, comida, para continuar la búsqueda, para tener fuerzas, para encontrarlos y abrirles el camino.

RFI: El presidente de Colombia, Gustavo Petro, ha puesto la selva amazónica en el centro de sus políticas y llamó a salvar la Amazonía donde la población solo puede viajar en avión y pagar el precio más caro del país. El bosque donde se estrelló el avión que transportaba a los niños no fue por accidente, sino que estaba en mal estado y ya se había estrellado, como suelen estrellarse allí los aviones de empresas privadas, que llevan pasajeros y se queman. Así los condenan, ahora anonadados, los voluntarios aborígenes de la partida de búsqueda de los cuatro pequeños. Alex Rufino, Más allá de la emoción que evoca este episodio y que acapara titulares en todo el mundo, lo que se vislumbra es la incertidumbre, el abandono y el olvido en el que viven ustedes, las comunidades indígenas de la Amazonía colombiana.

Sí, sí, sí, definitivamente. Creo que esta es una realidad de la que los gobiernos y las instituciones son conscientes. Pero no hubo mejoría. Como alguien que recorre gran parte de ese territorio, conozco el estado incierto de los aeropuertos, las condiciones de los vuelos, el costo y, sobre todo, es la única opción de salida porque los ríos no son navegables. Porque están lejos. Más que atención, falta apoyo institucional, ya que la región es bastante compleja, allí confluyen minería, conflicto armado y desplazamiento.

Y a pesar de ser una región tan importante para el mundo, tan importante para nosotros, es una región hermosa para la retórica política y la venta. Pero yo creo que también es importante la gente, que vive allí toda la vida, no estamos a partir de ahora de esta noticia, pero llevamos muchos años y estaremos y se van. Plantarnos allí porque hemos pasado este momento de la vida y siempre estaremos allí. Y tenemos antepasados. Es por eso que creo que las conferencias deben hablar sobre este conocimiento y vincularlo con la política pública. Esperemos que esta sea una gran lección para nosotros como humanos.

Source link

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba botón

Notice: ob_end_flush(): Failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/acronoticias/public_html/wp-includes/functions.php on line 5420