EL MUNDO

El papa Francisco gestiona la libertad del obispo Rolando Álvarez

Roma. -El papa de la Iglesia católica, Francisco junto al Vaticano siguen “tratando de negociar” con Nicaragua para lograr la excarcelación del obispo nicaragüense Rolando Álvarez, condenado a más de 26 años de prisión por negarse a abandonar el país.

“Seguimos, estamos tratando de negociar”, respondió el pontífice al ser preguntado por la situación en el país centroamericano. Además, de lo que se puede hacer por el pueblo nicaragüense y el obispo encarcelado en una entrevista que publicó una revista española.

Asimismo, Francisco confirmó que en su reciente encuentro en el Vaticano pidió al presidente de Brasil, Lula da Silva, que intercediera ante Daniel Ortega para liberar al obispo. “Sí, se lo pedí”, contestó sin más detalle al ser preguntado al respecto.

En este sentido, da Silva anunció el pasado 22 de junio en Roma, que iba a intentar convencer a Ortega para que liberase al obispo. Esto, atendiendo a que Álvarez esta encarcelado condenado por negarse a abandonar el país con destino a Estados Unidos.

Lula también explicó que lo único que quiere la Iglesia Católica en Nicaragua es que liberen al obispo Álvarez para que pueda viajar a Italia. Además, consideró que su encarcelamiento ha sido “un error” de Ortega.

Yo hablaré con Ortega para que le puedan dar la libertad porque es necesario aprender a pedir perdón y reconocer este error

Lula da Silva, presidente de Brasil.

Lula aseguró que será “un trabajo de paciencia” pero que él tiene mucha e intentará conseguirlo.

Razón por la que fue condenado el obispo

Recordar que, en febrero pasado, Ortega excarceló y expulsó del país a 222 presos políticos. Estos fueron trasladados a Washington en un avión fletado por el Gobierno estadounidense. Dos presos se negaron a abandonar el país, entre ellos el obispo, quien como consecuencia fue sentenciado a 26 años de prisión. A este último se le despojó de su ciudadanía y trasladado de su arresto domiciliario a la cárcel.

Además, Ortega ha declarado interrumpidas las relaciones bilaterales con el Vaticano después de haber expulsado al nuncio (embajador vaticano), Waldemar Stanislaw Sommertag. Por tal razón, el país ya no tiene un embajador ante la Santa Sede desde el 21 de septiembre de 2021.

Asimismo, Ortega calificó de “mafia” la Iglesia y la acusó de ser antidemocrática por no permitir que los católicos elijan por voto directo al papa. También, a los cardenales, a los obispos y a los sacerdotes.

Fuente: Infobae

Source link

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba botón

Notice: ob_end_flush(): Failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/acronoticias/public_html/wp-includes/functions.php on line 5420